Promover, facilitar y difundir la inclusión a través de la capacitación

Curso lengua de señas chilena

OTEC Descúbreme y Sodexo, en la búsqueda de nuevas formas de convivencia que favorezcan la inclusión de las personas sordas en sus ambientes laborales, construyeron el curso básico de comunicación de lengua de señas chilena. ¿El objetivo? promover una cultura empresarial inclusiva que entregue herramientas a sus trabajadores y vele por la igualdad de oportunidades. Desde el 24 de abril hasta el 12 de mayo, 10 colaboradores de Sodexo fueron capacitados en lengua de señas chilena con el objetivo de contribuir a la comunicación e inclusión de las personas sordas que se desempeñan en la empresa. El curso nació de la inquietud de Daniela Durán, Administradora de Contrato de Sodexo Casino Asmar de Valparaíso, quién -al evidenciar las dificultades de comunicación que se daban con dos integrantes del equipo que presentan sordera y que se desempeñan como auxiliares- solicitó a Recursos Humanos que realizara esta capacitación. “Para mí es importante poder comunicarme de manera fluida con todos los colaboradores, ya que muchas veces tengo que darles instrucciones muy específicas. Las necesidades propias del ambiente de trabajo requerían que tanto yo como el resto del equipo se manejara en lengua de señas”, afirmó Daniela. La Lengua de Señas Chilena (LSCh) es una lengua de naturaleza visual gestual, que usan de manera propia y natural las personas sordas de Chile. Se trata de un sistema lingüístico con una gramática particular, no posee escritura y se transmite sólo a través del uso en la interacción comunicativa cara a cara. Una pieza clave para la realización de este curso, impartido por OTEC Descúbreme, ha sido la relatora Rosario Silva, quien tiene cinco años de experiencia como instructora de lengua de señas. Ella explicó que la capacitación apunta a un nivel básico y que está enfocada en explicar cosas tales como el saludo, los interrogativos, los números, la familia y otros conceptos iniciales. “Me parece muy positivo el interés de la empresa Sodexo por aportar a la inclusión de sus colaboradores sordos, quienes ahora tendrán mayores oportunidades de interactuar con sus compañeros de trabajo y sus jefaturas y, por ende, tener un mejor desempeño laboral”, destacó. Para el grupo de 10 colaboradores que participan de esta capacitación, la experiencia ha sido favorable. Un ejemplo claro es el caso de Margarita Acevedo (57) quien no estudiaba desde hace muchos años, y, a pesar del temor inicial, consideró esta iniciativa como una oportunidad para aprender algo nuevo y que, a su vez, le permite mejorar la comunicación con sus compañeros de trabajo. Es importante destacar que este curso ha sido entendido como una manera de acercamiento a la cultura sorda, para comprender la lengua de señas como una herramienta que permite construir una sociedad más inclusiva, lograr una comunicación eficaz con las personas sordas y colaborar en su integración social.